11 municipios de Chocó recibieron alimentos y dotación médica

2020-11-27-11:32:49 124

Chocó es uno de los lugares del país que ha sido afectado por las inundaciones, desde hace una semana el 80% del departamento tiene esta problemática. Por tal motivo la Cruz Roja Colombiana Seccional Chocó, el Movimiento Ambientalista Colombiano, Codechocó y los Jóvenes de Ambiente se unieron para lanzar una campaña de ayuda para el personal médico de Chocó y llegar a toda la población del departamento que se encuentra en total desabastecimiento.

Mediante la campaña #ElChocóTeNecesita se han entregado en ayudas 5.3 toneladas de alimentos compradas en Quibdó, 18.000 tapabocas quirúrgicos de uso hospitalario y 300 caretas de uso hospitalario. 

“La confianza y la solidaridad de muchos colombianos nos ha permitido llegar al Chocó con un despliegue de esperanza. Trabajando de la mano con los jóvenes chocoanos esperamos activar emprendimientos locales sostenibles y llegar a donde por ahora solo llega el poder de las inundaciones”, expresó Camilo Prieto, director de la ONG Movimiento Ambientalista Colombiano.

A través de pedagogía ambiental, siembras y concientización ciudadana se espera lograr mitigar y encontrar soluciones a este tipo de emergencias. Sadia Palacios, directora de la Cruz Roja Colombiana seccional Chocó, agradeció la importancia de que todos crean y apoyen estas causas: “Tenemos una enorme gratitud con las cientos de manos que se suman y comparten este mensaje, la solidaridad se manifiesta llegando a todo el departamento para ayudar a los más necesitados”.

Sin embargo, pese a la ayudas, Arnorld Rincón López, director de Codechocó (entidad que lidera los Jóvenes de Ambiente), expresó su preocupación por el riesgo continuo que vive esta población, debido a que en este momento no hay cómo prevenir inundaciones, deslizamientos, avalanchas o tragedias mayores: “El Chocó es una región de zonas inundables y el problema tiende a empeorar debido a que la deforestación, la minería ilegal y el mal manejo de residuos sólidos le están pasando factura al departamento. Necesitamos este tipo de campañas que permitan trabajar en la pedagogía ambiental, en siembras y en cómo prevenir las tragedias”.