Puerto Rondón

Carmen Tovar, 'La coplera coleadora'.

2020-11-11-10:03:35 353

Ser la mejor artista de música llanera a nivel nacional e internacional es el principal objetivo de Carmen Tovar ‘La coplera coleadora’, “que me reconozcan por mi trabajo, por lo que hemos venido haciendo y el esfuerzo para estar bien alto”.

Nació el 5 de febrero de 1990 en Puerto Rondón, Arauca. A sus cinco años inició su gusto por el joropo, junto a su padre José Antonio Tovar Flórez, quien fue su tutor desde el inicio, se empezó a presentar a parrandos llaneros y todos los festivales municipales en Puerto Rondón, luego a los departamentales y a sus 13 años llegó a Arauca.

De niña no solo inició en la música sino también en el coleo. A los cuatro años montaba caballo sola, a los 5 años enlazaba y a los 6 años coleaba ‘de sabana abierta’. A sus 17 años ingresó a la escuela de coleo Romero Ávila del Club de Coleadores de Arauca, con el fin de complementar sus conocimientos en una manga de coleo. El sábado 31 de octubre en Tame en la Copa Halloween obtuvo el primer puesto.

Es una apasionada por todo lo relacionado con la cultura llanera: “Soy una llanera con todas las de la ley, canto, coleo, si me toca agarrar un hacha para rajar un palo de leña lo hago, si me toca agarrar una peinilla para ir a limpiar una platanera lo hago, si me toca jalar pala lo hago”.

Por un tiempo se retiró de la música debido al fallecimiento de su padre, pero gracias al apoyo de su mamá, Vilma Barrera Madrid, y al impulso de una amiga volvió a lo que siempre la apasionó. Su regreso fue en la Escuela de Copleros de la Fundación ARAWAK, dirigida por Santiago Caropresse.

Tovar participó en todos los festivales de colegios de la capital araucana, también estuvo en competencias fuera del departamento: Meta, Casanare, Vichada; participó en: El cachicamo padrote, El canto sabanero, Bonguero de oro, Festival de la cachama, Corrio llanero, Festival de la llanura, La soga, Festival el retorno. Todos estos festivales asegura que fueron una escuela grande para lo que luego vendría.

A los 15 años inició su carrera profesional y lleva 15 años en ella. En 2005 realizó su primer trabajo discográfico, titulado “Hasta cuándo corazón”, grabado en Michelena San Cristobal, Venezuela. En este primer trabajo la acompañaron: Milkon García (arpa), Dibiar Silva (cuatro) y Juan Barreto (bajo). “Es una emoción grandísima pisar un escenario con mil personas, es maravilloso porque cada vez que uno se sube en una tarima siente el respaldo del público”, asegura.

Su segundo disco se titula “Mi regreso”, en este estuvieron: Alonso Castrillo (arpa), Dibiar Silva (bajo y maracas) y José Romero “Romerito” (dirección general). En este momento está trabajando para su tercera producción, su agrupación actual se llama “Suena ¾” y está conformada por: Alonso Castrillo (arpa 1), Camilo Balta (arpa 2), Dibiar Silva (cuatro), Windy Cuellar (maracas) y José Romero “Romerito” (bajo y producción musical).

Los principales responsables de su trayectoria han sido sus padres José Antonio Tovar Flórez y Vilma Barrera Madrid, pero también agradece el apoyo de personas como Santiago Caropresse, José Facundo Castillo Cisneros, Edgar Tovar, Albeiro Triana, Mabin Robins, Jairo Peroza, Freddy Sánchez, José Romero “Romerito” y Ángel García, entre otros.

Actualmente está promocionando el tema Te monté los cachos, y a futuro espera poder seguir dando a conocer todo sobre su región, “para mí es muy importante lo que tiene que ver con la cultura porque son mis raíces, es la parte que me ha identificado siempre como llanera, como persona criada en el campo, para mí lo más importante es dar a conocer nuestra cultura, lo que nos identifica realmente”.