En Colombia Salario Mínimo para el 2022.

2021-12-15-09:29:50 234

El salario mínimo en Colombia para 2022 será de $1.000.000, más $117.172 del auxilio de transporte.

 

 

Así lo dio a conocer este martes el presidente de la República, Iván Duque, al anunciar el acuerdo unánime entre gremios, centrales obreras y Gobierno para aumentar un 10,07 %, tanto la base salarial como el auxilio.

El primer mandatario señaló que este aumento "hace historia en Colombia", pues sería el más alto en casi 50 años y el más importante de este siglo.

Los sindicatos tenían una propuesta similar a la del presidente de la República: un salario de un millón de pesos y el auxilio de transporte de 125.000 pesos, es decir un poco más de 7.000 de diferencia respecto a lo acordado este martes en la reunión con representantes de los gremios, empresarios y el Gobierno Nacional.

De cuánto aumente el salario mínimo el próximo año dependerá también el incremento de algunas tarifas de trámites y otros conceptos, razón por la cual esta decisión impacta directamente el bolsillo de los colombianos.

Tenga en cuenta que otros incrementos están atados a la cifra de inflación, que este año podría terminar alrededor del 6%.

El copago o la cuota moderadora en las EPS suben cada año en el mismo porcentaje del salario mínimo, es decir, que, de acogerse la iniciativa del Gobierno Nacional, estos subirían 10,07% en 2022.

 Así mismo, los aportes a pensión de quienes ganan un salario mínimo sufrirán cambios proporcionales al porcentaje del aumento.

 También sube atado al salario mínimo, el Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito (Soat). Sin embargo, en este ajuste, las empresas aseguradoras también evalúan otros criterios como la accidentalidad en las vías, que es uno de los factores principales que determinan el precio del SOAT cada año en el país, o la cifra del parque automotor.

Por su parte, los costos de las grúas, las matrículas en los colegios, los peajes, los avalúos catastrales y el pago de arriendos subirán de acuerdo con la inflación, y no dejar por fuera los bienes básicos de la canasta familiar.