Ola de renuncias y de candidaturas para evitar inhabilidades políticas.

2018-08-12 117

La ola de renuncias de aquellos funcionarios que quieren aspirar a cargos por elección popular o a cuerpos colegiados regionales, no se hizo esperar y desde el pasado 13 de julio los ejecutivos municipales y del Departamento, comenzaron a recibir las dimisiones.

Las dos renuncias más importantes para la comunidad capitalina y para los analistas políticos fueron las de la exrepresentante Mercedes Rincón y la del excandidato a la Gobernación, Carlos Eduardo Pinilla.

 Estos nombres tienen representatividad en la capital araucana no solamente por su trayectoria en los cargos que desempeñaron, sino por la gestión efectiva en los últimos meses que sirvieron para cuidar las espaldas de sus jefes frente a los diferentes temas registrados con la comunidad y en materia de seguridad, así como en los desastres naturales.

Contrario a otros colaboradores inmediatos de Gobernador y Alcalde, Rincón y Pinilla, siempre les dieron la cara a los problemas, a los hechos y a las medidas que había que adoptar, así como a las soluciones a implementar en su momento.

También se destaca la renuncia del director de Tránsito y Transportes, Freddy Serrano Díaz, quien todavía está en el cargo que viene ejerciendo desde el gobierno de José Facundo Castillo, pero que continúa ahí porque el médico Alvarado Bestene le quiso dar continuidad a una de las responsabilidades más importantes de su Administración.

Por su gestión polémica e incomprendida por los miles de infractores a las normas de tránsito que querían pasar de agache sus faltas, se teme que el doctor Serrano Díaz no tenga intenciones de someter su nombre a consideración de un electorado que le podría dar la espalda en asuntos políticos.

Tanto la renuncia de Serrano Díaz como las de Ramón Ríos y Manuel Calderón se podrían considerar como protocolarias porque el mandatario regional se las pidió a todos sus secretarios y gerentes de entidades descentralizadas del orden departamental.

Una renuncia que tiene visos de ser efectiva es la de José Alí Domínguez, titular de Planeación Departamental, quien desde hace años le viene apuntando a la Gobernación, cargo al que no pudo aspirar en 2015 porque las entonces directivas del partido liberal no quisieron respaldarlo por darle el aval a Hernando Posso Parales, quien venía aterrizando de otro partido.

Domínguez Gutiérrez, dada su prolongada trayectoria en el sector público con más de treinta años, por su visión como técnico, especialista en proyectos e intelectual, tiene en sus haberes el conocimiento a tutiplén del Departamento y sus necesidades lo que podría constituirse en carta de garantía para los habitantes de los siete municipios.