Los derechos humanos en Arauca.

2018-12-04 94

Por: Aldemar Valdés Muñoz (Malatesta).

Escribir  sobre los Derechos Humanos es muy fácil porque todos a vista vemos lo que sucede día tras día: No se respetan ni en Arauca ni en Colombia.- Someramente  nos vienen a la mente disquisiciones como que los gobiernos ejercen un poder para alcanzar sus objetivos por encima del respeto a los derechos y en buena razón porque nosotros lo aceptamos, es decir, lo consentimos y en buena parte porque  desconocemos  lo que son en realidad los derechos humanos.- 

Y como somos un país y un Departamento que legislamos por legislar  caemos tardíamente en la cuenta que es incompatible la norma jurídica con la realidad y, será cierto, hombre, los derechos humanos los hemos convertido en una ficción que solo sirven para distracción de unos bota corrientes intelectuales y los demás nos servimos de ellos para alcanzar nuestros objetivos económicos, sociales y políticos.-

Lejos estamos de estar ciertos que los derechos humanos son derechos que poseen los hombres y que ellos son necesarios para  orientar la convivencia humana y que son parte de nosotros porque descansan  en  los principios de libertad y de igualdad.  Pero aún así no los respetamos  y en muchas partes o, mejor, en todas partes se manifiestan violaciones a los derechos humanos. Así a diario lo observamos en nuestra sociedad, en nuestras residencias y observamos como el  terrorismo, la represión, la censura, la discriminación, la miseria y las transgresiones de los derechos del niño, a ejemplo,  son las principales violaciones que sufren los derechos humanos y es conveniente destacar que ninguna de las acciones mencionadas es más importante que otra.

Las atrocidades cometidas durante la segunda guerra mundial llevaron a la Organización de Naciones Unidas a aprobar la Declaración de los derechos de los hombres en 1948. Y esto lo recuerdo porque Colombia ha sido y es un pueblo violento y nunca hemos estado en paz desde que nos descubrieron los españoles.-  Toda una vida hemos vivido  que no se cumple la  seguridad de las personas contra el trato arbitrario de los estados; tampoco el derecho a la libertad de conciencia; menos el derecho a un juicio justo; nada de derecho a la intimidad y a la familia; y son un fantasma los  derechos políticos, económicos y los derechos de igualdad ante la ley.

Sin ir muy lejos el terrorismo, que a diario percibimos, no es más que violaciones a los derechos del hombre, la represión que apreciamos en los llamados legales como en los ilegales, la censura a escribir y decir lo que le conviene a los dueños de los medios, la miseria de cientos que no comen las 3 comidas diarias y, hombre, las violaciones a los derechos del niño.

No ha notado Usted que los Derechos Humanos es un tema interesante y que es un asunto del que se habla mucho pero se habla de mis derechos, de los míos, de los que me convienen y no de los suyos, que son mis deberes y que en la mayoría de los casos se trata de esconder.

En Arauca no sabemos que son ni para qué son los Derechos Humanos y por eso que no nos importan si se respetan o no se respetan. - POR ESO: QUE PIENSA USTED DE LA MATANZA PLANIFICADA DE LOS LÍDERES SOCIALES.