¡SHIRLEY ES CRAVO NORTE, LIBERENLA YA!!

2021-05-07-08:40:25 97

Por: Joel David Paredes

El 08 de abril del 2021 a las 02.00pm salió de su casa con la mente firme y el gran amor por su trabajo, con la idea de poder ejercer con vocación y sentido de pertenencia el cuidado y la atención médica a uno de sus animales favoritos el caballo fiel amigo del llanero y ya son 15 días y aún no ha regresado al seno de su hogar. Shirley Dayana Holguín Preciado medica veterinaria de 26 años, egresada de la Universidad Cooperativa de Colombia, una Craveña sencilla, humilde y trabajadora, una joven temerosa de los principios bíblicos, de fe en nuestro gran Eterno Dios, una profesional que ha surgido con esfuerzo, como muchas personas de bien de esta localidad que con sacrificios sacaron sus estudios adelante, su trabajo arduo en la atención médica a los animales, fuera donde fuera, no importaba el lugar, el clima, por trochas, en canoa, en bicicleta, a caballo, pero Shirley llegaba donde la llamaran, las 24 horas del día, no le importaba el dinero, si le pagaban o no, el objetivo de ella era salvarle la vida al perrito Manchas, al Toro pinto, al gato Mirringo y a la vaca Pan de Queso, con una vocación inigualable que hoy en día encontrar un médico con amor por lo que hace, difícil.

Hoy Cravo Norte pide a gritos la pronta liberación de nuestra Médica, pide el regreso al seno de su hogar, porque han pasado 15 días y aun su Familia, el pueblo, su gente no asimila como una joven promesa, de bien, como una mujer que solo le ha dado a nuestro pueblo un buen servicio, se encuentre privada de su libertad.

San José de Cravo Norte la Casa Grande del Llanero mostró su apoyo con una participación de casi 1.000 personas que salieron a las calles el día 10 de abril, con mensajes de respaldo, de igual forma a mostrar la indignación por el secuestro de Shirley, una Comunidad que es testigo del buen servicio de Shirley, del gran amor por su pueblo, un pueblo que se ha levantado del trago amargo de la violencia, un pueblo que no puede retroceder a su duro pasado.

Los medios de Comunicación, los defensores de derechos humanos, los líderes políticos de la región se deben pronunciar ante este secuestro, que no puede afectar la tranquilidad de Cravo Norte y su gente buena y trabajadora.